Devolver algo …. una odisea donde es preciso gritar y fuerte

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Devolver algo …. una odisea donde es preciso gritar y fuerte»

  1. Hay muchas experiencias que sacan de quicio a cualquiera cuando uno va a comprar algo. Las dificultades para devolver lo que no te gusta, aun cuando no esté ni tocado, están altamente controladas por las organizaciones. No son los empleados los que quieren mostrar esa cara poco amable con los clientes, aunque algunos puede ser que si, sobre todo los de talante vendedor exagerado, pero la mayoría tienen órdenes expresas de la organización y de sus jefes para poner dificultades a la hora de la devolución del dinero o del cambio del producto.

    Recuerdo varias veces en El Corte Inglés, que suele identificársele como “si no le gusta, le devolvemos el dinero”, donde tuve que llegar a gritar y preguntar por el gerente de departamento o de planta, para que finalmente me hicieran caso en mi devolución. Además, los jefes se quedan en última instancia y los empleados, la mayoría de las veces, empleadas, son las que tienen que dar la cara por la organización. Y si no cumplen, ya saben, como ahora es tan fácil, la devolvemos al paro y punto, como se dice en los madriles.

    La última vez que me ocurrió y que tuve que recurrir a las “altas” instancias, fue en Media Markt, porque “yo no soy tonto”, pero me quisieron hacer tonto. Resulta que había comprado una digital de esas que ahora tiene todo el mundo, para regalar. La regalé un domingo, y la persona que la recibió no le gustó mucho. Había comprado con la cámara también una tarjetita de memoria. El lunes me fuí al Markt y en el sitio de las devoluciones me dicen que no pueden aceptarla porque no está tal y como me la entregaron, es decir, con todos los precintos y dentro de la caja. Le pregunté como era posible eso, si era un regalo, la persona ha de verlo, y luego juzgarlo. No había venido conmigo a comprarla, por lo que era una sorpresa, y por tanto, tenía que abrirla y hasta probarla para saber si le gustaba. No hubo manera. Después de quince minutos de disputa, sugirió que viniese una empleada del centro para que hablase conmigo. La chica se puso en la misma postura que la otra chica, y no cedían en nada. Es decir, no querían devolverme el dinero que era lo que yo pretendía, porque así me dijeron en la caja cuando pagué por la cámara. Tenía siete días para que me devolvieran el dinero, y sólo hacía dos días que la había comprado. Le dije finalmente a la segunda chica que quería hablar con su jefe. Antes tuve que esperar una buena media hora en un mostrador y de pie por el jefe, que al final apareció …. y prácticamente solo amabilidad, pero “perdonándome” la vida …. finalmente me devolvió el cargo de la tarjeta con un abono. Había tardado casi una hora en conseguir que me devolvieran el dinero. Tengo que decir que la cámara y la tarjeta estaban como cuando las compré, no vayan uds. a pensar que las gastamos solo con verlas.

  2. I do not create many responses, but i did a few searching and wound up here Roberto Carballo » Devolver algo &. And I do have a few questions for you if it’s allright. Could it be just me or does it appear like some of these comments appear like coming from brain dead people? 😛 And, if you are posting at other social sites, I’d like to keep up with everything new you have to post. Could you make a list of every one of all your communal pages like your Facebook page, twitter feed, or linkedin profile?

Responder a Mieszkania Suwalki Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *