Koldo Saratxaga es uno de los líderes de la gran cantera de Mondragón. Desde hace unos meses su blog, liderar innovando, es un reflejo de su trayectoria. En mi libro: “En la espiral de la innovación”, había cinco empresas fuertemente innovadoras que se analizaban, una de ellas era Irizar, de la que ha sido Coordinador General. Koldo es uno de esos personajes especiales que “produce” sin parar Euskadi. Quería saludarlo, agradecerle su esfuerzo y su conocimiento teórico-práctico e incitar a mis lectores a acercarse a su obra.

“La clave está en el modelo de relaciones laborales”, enfatiza. “Si en 14 años, pasamos de los 224 trabajadores que éramos en Ormaiztegi (Guipúzcoa) a los 3.000 actuales y abrimos fábricas para crear autobuses en China, India, Marruecos y México es porque hicimos de la empresa una aventura colectiva”. “El elemento diferencial, el valor añadido”, subraya: “La empresa del futuro, que es la de la innovación, la creatividad y el conocimiento, exige que los trabajadores sean partícipes reales del proyecto y se sientan motivados”

“Los jefes están agobiados de trabajo porque no quieren ceder el poder de decisión. Tienen miedo y por eso se dedican a controlar, en lugar de estimular, facilitar y responsabilizar”.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *