¿Para qué sirve el grupo de trabajo? Básicamente para desarrollar espacios inter-comunicados, espacios de colaboración, de cooperación, redes de intercambio, formas de socialización organizadas y sistemáticas. Por tanto, el grupo “está” antes que la COMUNICACIÓN, la antecede, sobre todo, cuando diseñamos, cuando nuestra voluntad es construir espacios para la Innovación. Y si fortalecemos las redes de interrelación, estamos potencialmente generando espacios de innovación, espacios donde fluyan las ideas, las experiencias y los proyectos, donde se intercambien, y donde surjan nuevas ideas, experiencias y proyectos que mejoren la vida.

Por eso, he dedicado tanto tiempo a los grupos de trabajo, y he intentado sintetizar lo esencial de los mismos, para que no sea un gran problema aprender a trabajar en grupo, cooperando con otros, para que casi se pueda decir que “es simple”, “es fácil” de hacer. He conservado lo esencial de la cultura grupal y cooperativa, para hacer más accesible la práctica grupal a los que estamos acostumbrados por el “individualismo” tantas veces egoista de nuestra cultura occidental.

Grupo —– Comunicación —– Innovación

Esta viene a ser la línea hacia la innovación, la línea estratégica, la ruta más directa, del grupo a la comunicación, y de esta a la innovación. Sabemos que la Innovación es Conocimiento, no sólo nuevo, sino nuevas síntesis que nos permiten hacer las cosas mejor con menos esfuerzo y quizás más rápidamente. Innovar es una experiencia única, es una experiencia rica en relaciones, en interdependencias, en intercambios, en vivencias, en experiencias.

Innovar es como vivir, no necesariamente de forma apresurada, sino sabiendo esperar los momentos oportunos, para poder disfrutarlos con intensidad. Innovar nos humaniza, nos socializa, nos democratiza.

¡Qué diferente de crear!. En mi opinión, el poder no tiene tiempo para la innovación, le gustaría chasquear los dedos y encontrar las soluciones ideales para su proyecto ideal.

Y eso no es posible, innovar es esforzarse, es trabajo, es sobre todo, esfuerzo, continuidad, búsqueda, investigación, experimentación, prueba y errores, aprender del error, aprender haciendo, sentirse implicado y comprometido con el otro, proyectarse dando, ofreciendo lo que se tiene, sabiendo del valor del esfuerzo compartido. Innovar es como investigar, un camino sin fín, un camino hacia un horizonte, al que no llegaremos, pero no dejaremos de intentarlo, aún sabiendo a ciencia cierta que nunca lo alcanzaremos. Innovar es conocer los límites y disfrutar de las posibilidades y de lo concreto.

Todo esto está también en el grupo, con el que es coherente.

Un homenaje a uno de esos actores que han marcado época, al menos cuando yo era un chaval: Gary Cooper ……

Entradas relacionadas

3 comentarios en «Grupo – Innovación»

  1. Estoy de acuerdo con el texto pero en las Administraciones Públicas es dificil trabajar en grupos.
    La informacion no se trasmite, los
    que la poseen tienden a “guardarla”
    porque da poder.

    Una de las cosas más importantes del “curso de directivos” y de las clases del profesor Carballo fue hacernos “ver” con las practicas en grupos la importancia de éstos.

    Marisa Alvarez

  2. El poder es incompatible en alguna medida con el conocimiento, y también, dado que los grupos se basan en un conocimiento abierto y disponible para los otros, con la metodología de grupo de trabajo. Más bien, se trabaja en equipo, donde el de arriba “lleva” o intenta llevar a su equipo de personas hacia algun objetivo determinado. El grupo de trabajo exige transparencia e interrelación. No es que sea imposible montarlo en la administración, pero se requiere que la profesión-conocimiento primen sobre la posición-status-poder y eso no siempre es posible, salvo en momentos puntuales en el marco administrativo, excesivamente contaminado por el poder político. De todas formas, en ámbitos como la documentación, como la medicina, y la investigación, suele ser más fácil, aunque pocas veces, en nuestras latitudes, conseguimos los resultados que nos gustarían.

  3. De todas formas, no hay que desanimarse, lo que no se intenta, no se consigue. Y en nuestro curso de directivos hemos visto que al menos ese trabajo grupal es posible y positivo cuando se mantiene un setting metodológico adecuado. Lo difícil en esas cuestiones es mantenerlo. He vivido situaciones en que ha sido posible hasta a largo plazo, pero no siempre lo es. Gracias Marisa por tus comentarios, siempre tan oportunos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *