Paro – Sin Innovación

Acelera, acelera, ….. y todavía nos queda mucho. El paro se sigue desencadenando, y se acelera. Pies de barro, eso es lo que tiene nuestra economía. La incapacidad del sistema para crear puestos de trabajo es una característica estructural de la economía española. En las épocas en que teníamos que emigrar, lo hacíamos porque aquí no se creaban puestos de trabajo, un capitalismo siempre cutre que se ha preocupado más de reducir costes y de no comprometerse que de fomentar la renta y la riqueza, un capitalismo de grandes negocios, de negociazos. Hemos tenido épocas largas donde el paro real de nuestra economía ha llegado a ser de más del 40%. Las mujeres en casita, o como mucho trabajando hasta que se casaban; millones de personas emigrando a “buscarse la vida” en América o en Europa después, y puestos de trabajo “cutres”, que fomentaban el doble o triple empleo, el complemento de salarios que no llegaban.

¿Cuándo se cree que hemos cambiado la cáscara de ese modelo? Cuando se introducen las reformas laborales que permiten convertir en precario una buena parte del parque de puestos de trabajo. La precarización, que llegó a nosotros en los años noventa, al convertir a una buena parte de la masa trabajadora en precaria, ampliaba asimismo la posibilidad de nuevas oportunidades con trabajo importado, y la expansión, sobre todo, de los servicios que podíamos llamar sociales, y de la construcción y la agricultura intensiva. Pero no olvidemos, era trabajo precario, trabajo que cuando no hay “chollo” se queda sin trabajo y no pasa nada. No nos engañemos, es el mismo modelo: un modelo estructuralmente cutre que hace que ahora el paro se acelere, sorprenda a los que ya se habían creído que esto era “jauja”, y no querían darse cuenta del monstruo con pies de barro que estábamos montando.

Lo peor de todo esto, para mi forma de entender, son los trabajadores y sus familias, los que han venido y los que ya estamos aquí soportando esta explotación desde siempre. Es un drama para los inmigrantes, y un drama que al final pagaremos todos, inmigrantes o no; es un drama para cada vez más familias, aunque todavía muchas de ellas no lo han apreciado; y sobre todo, es un drama porque la explotación seguirá acentuándose. Me viene al pelo lo que le han hecho a Robinho que más parece una peli de esclavitud que algo de lo que podíamos pensar que son estos tiempos. Se juega con las personas más que si fueran cosas. Y si eso se lo hacen a un crack futbolístico que es lo que no harán con los que no lo son.

Somos, otra vez, el país líder en paro de Europa, cerca del 12%. La media de la UE es casi de un siete. Dinamarca tiene un 2,3%, Holanda un 2,8, Austria un 4,2, Bélgica, Suecia y Reino Unido un 5,3%. En menos de seis meses, los índices de confianza de los consumidores y de los empresarios se han caído a los infiernos, más del doble de desconfianza que en la media europea. Nos lo tememos.

¿Cuánto durará? es la pregunta del millón. Nadie quiere aceptar que ésta es una crisis que rebasa con mucho el nivel de nuestras fronteras, pero que aquí la vamos a sentir muy fuertemente, porque nuestra estructura económica es mucho más débil de lo que se quiere admitir. ¿Uds. creen que USA va a recuperarse en diez años? Difícilmente, y a pesar de su gran potencial. Los próximos diez años seguiremos viendo como los países asiáticos toman el relevo del imperio, como ya hemos visto con los Juegos Olímpicos. El modelo político-social de estos países es más sólido para ganar la batalla capitalista, porque el capitalismo necesita hacernos regresar a formas autoritarias para que funcione mejor. Esto es lo que está ocurriendo en los países occidentales, pero hay un tope que todavía no se han atrevido a pasar, y que les impide hacer lo que ya hace Rusia, con las Georgias de turno, o lo que pueden igualmente hacer los USA fuera de sus fronteras. Pero adentro, el capitalismo necesita más “disciplina”, es decir, más explotación y más sometimiento, y ahí todavía encuentran una barrera en que nos “hemos acostumbrado” a unas ciertas libertades, que aunque sean muchas veces sólo formales, nos fastidia retroceder. Pero será cuestión de tiempo. La depresión económica en occidente, irá acompañada de depresión social, que es lo que finalmente necesita el sistema para poder competir, más stajanovismo, más sacrificio, más silencio, y que las cosas se alineen desde el poder ya establecido. Y sino, pregúntenles a los amigos americanos que ha pasado en los últimos ocho años de forma ¿excepcional?, ¿cuántos derechos civiles han perdido o han dejado de ejercer?.

Lo más positivo de todo es que nos ocurrirá en una época en que el sol nos irá “regando” con su “sobre-energía” hasta el 2012 o así. Tendremos energía suplementaria para abordar la crisis-depresión económica y social, más ánimo para sobrevivir. Bueno, esa es una esperanza etérea, pero yo la ofrezco para que lo que he escrito no les deprima. Pero que conste que es lo que hay.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Paro – Sin Innovación»

  1. El nuevo ciclo solar ha comenzado en este año, y sube de intensidad previsiblemente hasta 2012 y a partir de ahí cubrirá la segunda parte del ciclo, donde reducirá sus expansiones y explosiones solares, tal vez hasta el 2018 o 2019, aunque el tema no está suficientemente contrastado. Solo disponemos de unos cien años de observaciones. El ciclo suele ser de unos 11 años aproximadamente; aunque hay quién dice que el ciclo es de 21 a 23 años, con dos ciclos intermedios de 10-11 años. En fin, no soy un experto, pero si miras en sunspot cycle enseguida encuentras información científica sobre el asunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *