Innovación: salidas a la crisis

(Innovación – Aldebaran Innovation)

Sin duda, un buen diagnóstico, un análisis científico, con supuestos humanos, no ideologizados. No vamos a ningún sitio apoyando u oponiéndonos sencillamente a lo que dice el adversario. Analizar la realidad nos pone en nuestro sitio, nos situa en un lugar adecuado, ¿un lugar poco convincente, poco agradable? Pues si, pero real. Me da lo mismo. La realidad nos acaba poniendo no sólo en nuestro sitio, sino en una posición hasta un poco peor de lo que estamos. Esto sirve para tomar conciencia de lo que pasa. Lo cierto es que esto lo evitamos, preferimos quedarnos con análisis superficiales, o dichos por otros, por los nuestros o por los de los otros, y no ser capaces de pensar nosotros mismos. Por tanto, lo primero, como en Innovación, saber donde estamos. Saber donde estamos es REVOLUCIONARIO, eso decía Gramsci, y creo que acertaba, porque es un principio de cambio. Sólo siendo conscientes somos capaces de ser nosotros mismos y de buscar salidas.

Pero es que además, saber donde estamos, es saber lo que no funciona y lo que funciona, y por tanto, saber lo que podemos hacer, lo que no tiene sentido hacer, y lo que es una chorrada hacer.

Es evidente que la interpretación que hagamos va a estar influida por nuestra posición de intereses o de posiciones ideológicas, y tenemos que ser conscientes de ello, y no engañarnos a nosotros mismos. Ahora, hablar de crisis y pensar en banqueros o en grandes empresarios o corporaciones es como una broma. Ellos no están en crisis, sus beneficios siguen desbocados, sus negocios siguen adelante; lo único que “pueden sufrir” es que alguno de ellos realmente “suspenda pagos”, total nada, no significa más que un alto en el camino; o que otro, mejor situado financieramente, me compre, para seguir haciendo cosas, y probablemente con gran contento por parte de los directivos que normalmente están bien amparados, blindados se dice, por sus propias decisiones. Si una OPA no se cumple normalmente es porque los altos directivos de la empresa que se opa no obtienen bastante beneficio, o es que alguien se cree que están pensando en el “capitalismo popular”. Bueno, dejemos a un lado este tema, y volvamos al discurso principal, porque sino me acabo dispersando.

Decía: primero, saber donde estamos, analizar cuales son las posibilidades, las oportunidades. Y entonces, el paso siguiente es pensar en los otros, pensar como puedo apoyarme en otros para salir adelante. Aunque, como muy bien decía una de mis comunicantes, normalmente cuando hay problemas, la gente se repliega en sí misma, se individualiza todavía más de lo corriente. Pero hay que intentarlo, es preciso pensar en el otro. El otro es nuestra salvación casi siempre, el otro es nuestra salvación cuando compra lo que podemos ofertar, el otro es nuestra salvación cuando nos ayuda a superar las situaciones, el otro nos salva cuando sabemos colaborar y cooperar con él. Por eso, el segundo paso, es que sepamos ubicarnos en relación con el otro.

El tercer paso, es pensar con los demás un proyecto, un proyecto “que nos enrolle” y que por tanto, sea humano, sea coherente con la naturaleza, compatible se dice, sea compatible con otros seres humanos, que haga posible la convivencia, que camine por rutas y valores centrados en los principios de respeto, de perfeccionamiento, de responsabilidad que son propios del humanismo, y también, de continua búsqueda de algo nuevo, algo que haga mejor lo que ya sabemos hacer. Es decir, que busque, implícitamente, espacios innovadores y colaboradores.

Y ya como cuarto paso, cuando tengamos un proyecto, que mejor que hacer planes, y que esos planes se pongan en marcha y a partir de la energía autosuficiente de quiénes los proponen. Autogestión, señores y señoras, autogestión. No podemos esperar que las cosas cambian, si nos las cambian los que ya están asentados en intereses particulares y egoistas; tenemos que tomar la sartén por el mango y el mango también, que se decía, tenemos que hacer nosotros mismos. No sólo se trata de participar, no sólo se trata de conocer, no sólo se trata de seguir caminos humanistas, se trata de que nosotros mismos cambiemos, porque “si nos cambian”, a saber como nos quieren cambiar, y luego volveremos a quejarnos de que nos han cambiado para peor. Normal, a nadie le regalan las cosas: si uno quiere algo, algo cuesta, pues adelante, tomemos la sartén por el mango y tíremos para adelante.

Cuatro principios básicos para salir de cualquier crisis o para superar las injusticias tan extendidas en este mundo, a veces tan cruel y a veces tan complaciente, con nuestros defectos. Mejor que no sea tan complaciente, porque cuando nos complace, compra nuestra voluntad, y sin voluntad sólo somos autómatas, que pensamos que somos algo más que eso. Para desarrollar nuestra humanidad, tenemos que desarrollar nuestar libertad y nuestra independencia, nuestras capacidades para ponernos en marcha, y para cooperar para superar las situaciones que nos indignan, en cuanto pensamos unos momentos, sólo unos instantes al día.

O sea que ya saben: salir de la crisis es salir hacia lo humano, hacia lo grupal, hacia la cooperación, por una parte; y por otra, hacia el conocimiento. Conocimiento y Cooperación son las dos ces que acompañan a las otras tres ces que forjan mi modelo de Innovación (ya saben: Cliente-necesidad, Calidad, Comunicación).

Me encanta la patética de Tchaikowsky.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Innovación: salidas a la crisis»

  1. ¿Les parecen patéticas mis salidas para la crisis? Bueno, tal vez mis lectores y lectoras estén de vacaciones …. y una cosa que he comprobado en mi periplo vacacional es la dificultad de encontrar un locutorio internet en este país. Tal vez sea mejor tomar el sol y comerse la paellita.

  2. Nepf4, gosto dos seus argumentos.Sf3 ne3o coinsgo aceitar a ide9ia que ne3o faz-se geste3o de algo que pode vir a ser, nem do futuro, nem do que passou, como o passado. Ne3o e9 possedvel assim administrar sonhos, ide9ias, conhecimento. A ide9ia de somente gerenciar o que e9 tangedvel, fedsico, material, me incomoda muito.Entendo que expectativas, ansiedades, tendeancias podem ser gerenciadas, administradas.Conhecimento tambe9m, ate9 porque como ele e9 construeddo, sofre diversos condicionantes, como vc mesmo colocou. Sere1 que o esfore7o em gerenciar alguns destes fatores condicionantes ne3o poderia ser entendido como geste3o de conhecimento? Ate9 porque as trocas ao longo deste processo fazem com que o prf3prio processo se ajuste ao longo do tempo, gerando conhecimento Condicionantes condicionam e ne3o determinam. Enxergo uma linha teanue de separae7e3o entre estes conceitos.O que vc acha?Grande abrae7o.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *