(Innovación – Aldebaran Innovation)

Esto dice Wikipedia de Wall-Mart. Se acepta que es una empresa que viola sistemáticamente las condiciones de trabajo y que las suyas son de las más explotadoras del mundo. De ahí sus buenos resultados. Curioso. De ahí que Fortune la tenga al frente de las empresas mundiales desde hace varios años.

“Un comité ético noruego concluyó en un informe remitido en noviembre de 2005, que Wal-Mart “viola de forma sistemática los derechos humanos y los derechos laborales de sus trabajadores”, “emplea de forma sistemática a menores de edad, en condiciones de trabajo peligrosas, discrimina a la mujer y no compensa las horas extras de los empleados”, según indicó este comité ético”.

Las tres que siguen a Wall-Mart son petroleras, capital especulativo y monopolista. Asi también la sexta. El quinto lugar está Toyota, la primera empresa industrial y modelo de negocio por sus formas organizativas consideradas innovadoras. La séptima es ING, la octava otra vez petrolera, Total; la novena, General Motors que cada vez se hunde más; y la décima, Philips, otra industrial.

Es curioso: una empresa superexplotadora; cinco del mundo del petroleo, materias primas monopolizadas; un banco de fresh banking, y tres industriales, dos de ellas del sector del automóvil. Esas son las diez primeras de las quinientas empresas de Fortune. ¿Hay que ser explotador y especulativo para llegar al top?. Seguro, por méritos propios estimo que sólo están ahí Toyota y ……. tal vez ING y Philips. El resto han llegado produciendo o utilizando el poder, generando guerras o apoyándolas, especulando, explotando, generando fricciones …… y sobre todo, super-explotando al ser humano y a la naturaleza.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Innovación: corporaciones»

  1. ¿Se nota que me gustan poco las corporaciones? Es que son un auténtico despilfarro. El capitalismo es un sistema de despilfarro y las corporaciones son su mejor ejemplo. Por eso, tienen que concentrar tantos beneficios inmerecidos. Y menos mal que por una vez y sin que sirva de precedente, el gobernador del Banco de España dice, aunque suavemente, lo que tiene que decir, y más que decir es hacer, porque es una auténtica coña que las multinacionales del petroleo, por ejemplo, aumenten de forma desorbitada sus beneficios, mientras siguen y siguen subiendo los precios, y los consumidores pagamos no sólo la subida de precios, sino también la de beneficios. En los USA ya hay movimientos para que los ciudadanos elijan también a los mandatarios de las corporaciones. Es que no tiene sentido. Y además, les debía dar vergüenza, subir tanto los beneficios cuando dicen y se empeñan en decir que estamos en crisis. En crisis estamos todos, menos ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *