Es sorprendente lo que me cansan las burocracias. Claro que entiendo burocracia por todo aquello que no es lo que me gusta, y a mi lo que me gusta es tener un proyecto que diseñar, o tener a alguien que te pide algo raro o diferente, y que puede ser un reto. Hoy he tenido de todo por la mañana, o sea que alguien me gratificó por sacrificarme haciendo burocracia.

Primero fue un poeta canario que me llamó y me propuso hablar sobre literatura brasileña en un encuentro que van a tener. Me quedé “patidifuso”, y le dije francamente: “pero si yo no soy filólogo ni sé nada sobre literatura brasileña que le interese a alguién mínimamente versado en el asunto”, y él me dijo: “bueno, no importa, pero a ti te gusta, no?” No pude contestar menos que afirmativamente, y que iba a pensar sobre qué iba a hablar …. aunque ahora siento que atreverme a tanto es demasiado, aunque he pensado que tal vez pueda relacionar a Jorge Amado con Guimerães Rosa y Machado de Assis por un lado, por otro, con Neruda y por otro, con cualquier cosa que se me ocurra, como los orixás o quién sabe con qué. Me ha alucinado la propuesta, pero me ha gustado que me lo propusieran: es algo diferente, y eso me gusta.

gabriela.bmp

Después, ha sido hablar distraídamente con un gran amigo de la infancia, con José B. Meije, y concertar una cita con comida con él. Siempre tenemos muchas cosas de que hablar. Nos admiramos mutuamente, y eso siempre es algo bueno para una amistad.

Tuve después otra recompensa, comer con mi colega Omar de León, y hablar y sentirnos en cierta comunión gnoseológica sobre los temas de los que debatíamos. Hay diferencias, pero concomitancias significativas. La comida no esta muy allá, pero casi no nos dimos cuenta.
report_strip.jpg
Volví a mi despacho, y cuando estaba llegando me abordó un brasileño que dijo estar estudiando un doctorado en antropología y que se dedicaba a la antropología de la alimentación. Me ofreció un libro publicado por él, y yo le ofrecí que participase a partir del próximo lunes en el Seminario Brasil Outro Mundo, y parece que aceptó, y dijo que se llevaría a dos amigos o amigas, no le entendí muy bien.

Total, que el destino ha pagado mis esfuerzos burocráticos con algunas compensaciones que para mí han sido importantes, y que hacen de hoy un día interesante.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *