“El hombre sabio no retrocede ante los peligros, aunque con ello exponga su vida. Antes de aceptar una oferta beneficiosa, examina si es justa y honorable. …. El sabio encuentra su felicidad en el cumplimiento de sus deberes” Tsé-Chang

“Puede considerarse como amante del estudio quién cada día adquiere un conocimiento nuevo, y cada mes retiene lo que ha aprendido” Tsé-hia

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *