Un ejemplo de “píldora”

Ah, y una “píldora” de un grandísimo científico, médico y ensayista, gallego, que se crió en Galicia, aunque vivió parte de su vida en el Mediterraneo, de Juan Rof Carballo, que os recomiendo especialmente -siempre me preguntan si tengo algo que ver con él, pues no, que yo sepa-. Voy a recoger la “píldora” de uno de sus mejores libros de ensayo científico: “Violencia y Ternura” publicado por Espasa-Calpe en la colección Austral. Sirva esto como homenaje a un gran hombre. Cito:

“Si para que el hombre se desarrolle con una personalidad sana, la primera de las necesidades que ha de ser satisfecha es su necesidad de amor (lo cual supone su necesidad de amar a los demás y su capacidad para desarrollar en uno mismo la capacidad de amar al prójimo), la finalidd primordial de la educación no será finalmente la de formar un ser competitivo, preparado para la ´lucha por la vida, sino que ha de penetrar en el estrato más primario y profundo. En el cual la educación ha de cuidar ante todo del “arte de las relaciones humanas” que no es otro que el arte de desarrollar en cada individuo”sus potencialidades para el amor”

Juan_Rof_Carballo.jpg

De este autor es el concepto de “urdimbre” de una grandísima potencialidad en el mundo de las personas, y también es el introductor en España de lo psicosomático y un defensor de la importancia de lo psíquico en lo somático, es decir, en nuestras enfermedades.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *