Hay veces que es mejor no preguntarse o no saber. Bueno, pocas. Desde que me enteré hace unos años del significado de @, del significado original, claro, me cuesta decirlo, sin pensar en lo “inadecuada” que es nuestra expresión. “roberto carballo arroba cps.ucm.es”. Me parecia muy raro -porque me parecía extraño y sin significado eso de decir “arroba” en una dirección- e inadecuado, pero como no sabía cuál era su significado original, me remitía a lo que aprendí de muy pequeño de que @ era el símbolo de una unidad de peso que se llamaba arroba. Eso era aquí. Parece ser que en otros sitios, en espacios anglosajones @ nunca fué arroba, sino “ad”, e igual que usaban & por “y”, pues usaban @ por “ad”, es decir, lo que es lógico: “en”.
arroba11.jpg
Esta claro que cuando digo una dirección de correo electrónico estoy describiendo una dirección concreta, en el caso anterior: roberto carballo “en” una dirección más amplia: cps.ucm.es. Fulano está “en” tal sitio o es de tal sitio o pertenece a tal sitio o se le puede encontrar en tal sitio. Ahora que todos ya sabéis que decir “arroba” es una “gran chorrada” y no tiene sentido ni utilidad para lo que decimos, porque no lo comprendemos, ya que no tiene ningún significado; ahora, volver a repetir la dirección electrónica y decírsela a alguien. ¿Qué pasa? Pues que dudáis cuando llegáis al “arroba” y dudáis si decir “en” o “arroba”. Claro que si se os ocurre decir “en” nadie os entiende, y eso dificulta y amplia la contradicción que vivís.

Por otra parte, es un símbolo que ya no utilizábamos -cuando era pequeño recuerdo que llegó un cargamento de azúcar de Cuba y venía en sacos de cuatro arrobas, eso dijo mi padre; también recuerdo haberlo usado como unidad de peso y que me lo enseñaban en la escuela-, y hasta había salido de los teclados de las máquinas de escribir. Ahora lo hemos “reubicado” relativamente mal, en un “alt gr” del número 2. Siempre más complicado que en los teclados del otro lado del océano, que usan las mayúsculas, creo que de uno de los números.

Esto lo saco por una cuestión que ya aprendí hace mucho tiempo relacionada con la dependencia, y es la dependencia del lenguaje y de sus significados, y como eso “disminuye” la eficacia de algo que “para los que lo usan” no es comprensible, hasta puede ser mágico -o en este caso, pesado, una arroba equivalía a la cuarta parte de un quintal-.

arroba.jpg

Lo mismo puede pasar con las tecnologías, cuando no las creamos, sino que sólo las utilizamos, normalmente no le sacamos el “mismo jugo” que si “nos las hubiésemos currado”. Y además, estan menos adaptadas a nuestras necesidades, pues las tenemos que trasplantar y adaptarnos a ellas: han nacido con otros horizontes, y ahora, nosotros o las adaptamos o sufrimos. Eso, no es lo mismo participar en los procesos innovadores y hacerlos propios, que lo que siempre hemos venido haciendo en nuestro país: “que inventen ellos”. Si no nos atrevemos a innovar, nunca podremos ser más que personas confusas que dicen mecánicamente “arroba”, sin comprender a que viene esto aquí y en este momento, o sentirse ridículas cuando descubren que tienen que seguir diciéndolo, pero el significa es bien otro al literal que en nuestra cultura se utiliza. Es como si hablásemos con otro idioma: en realidad, es lo que ocurre.

Entradas relacionadas

6 comentarios en «Arroba y dependencia»

  1. El @ es y ha sido desde que se empezó a utilizar los el email algo raro concebido en diferentes paises, yo creo. Fijate, no llegue a saber nunca (ni lo habia buscado, claro) lo que significaba arroba. No sabia que era una forma de medida antigua. Como anecdota sólo mencionar que en Suecia cuando se empezó a usar el “@”, todo el mundo lo llamaba “snabel-a”…en traduccion libre “a con tronco” (snabel es el tronco de un elefante). La verdad es que ese nombre se quedó bastantes años, y hoy en día se puede oir en sueco como se usa, aunque ya es casí totalmente sustituido por el nombre ingles/americano “ad”. Gente que diriamente trata con el mail o internet, jamás dirian “snabel-a” hoy en día.

    De todos formas, eso de poner nombre a las cosas, lo cogemos y lo usamos sin ni reflexionar ni cuestionarlo. Otro ejemplo más antiguo en Suecia es cuando llegaron los “Walkman” (no sé si se llegó a usar el nombre ingles en España, me refiero al reproductor de cassettes portatil) en Suecia, alguien o algunos decidieron llamarlo por otro nombre ingles, “Freestyle”. De hecho, hoy en día se siguen llamando los pocos aparatos que esten en uso por “Freestyle” en vez de “Walkman”. Que raro todo, ya que coges una palabra inglesa para llamarlo y no una sueca, porque no usar la que se usa en el resto del mundo? Quien era/n esa/s persona/s que decició/eron cambiar el nombre totalmente? Y porqué?…

  2. No sólo se producen “confusiones” interculturales o inter-idiomáticas. También hay otras que son más alucinantes. Yo tengo identificadas algunas en el idioma castellano que no dejan de sorprenderme y hasta intento encontrarles explicación y no acabo de encontrarla, al menos que me convenza. Es el caso de “atracar un banco”. Los bancos no se atracan, se asaltan, cuando se van a robar, eso es lo correcto, pero nadie dice “asaltaron un banco”, sino “atracaron el banco”. Entiendo que hay una confusión entre “banco” -que no se atraca, sino que se puede asaltar- y “barco” que, sí, por fin, se atraca. Me pregunto lo mismo quién habrá sido el primero en generar la confusión. Y me temo que en el mundo castellano es perfectamente lógico que le haya ocurrido a una persona influyente, y que nadie hubiera querido hacerle un feo, y de esa forma, los bancos los atracamos, y ….. ¿qué hacemos con los barcos? ¿los asaltamos? …..

  3. Pues yo ya sabia del significado de la @ tanto en ingles como en Castellano, aun que nadie me supo decir cuanto era exactamente una @ en peso… Mi padre se aproximo, pero no sabia exactamente cuantos Kg eran.

    Llegue hasta aqui por la imagen manuscrita de la @, su evolucion u origen, por lo que me pico la curiosidad y entre.

    Desde luego, de toda la vida siempre he escuchado el chiste que dice: “¿Que tienen en comun un Barco, un Ladron y la familia?”

    ¿No os lo sabeis?

    “Pues que el Barco y el Ladron “Atracan”…” (suspense, pausa…) Y cuando el interlocutor te preguntaba ¿Y la familia? Tu respondias: “Bien, gracias!” 😛

    La verdad es que en el mundo anglosajon la @ incluso se escribia en los sobres, cuando escribias a John Smith, que vivia en la calle rockefeller 12 de londres (no se si existe, pero es un ejemplo), y escribias “John Smith @ 12, Rockefeller Str. London”.

    Incluso, si recibis algun paquete psotal del UK o de los USA, fijaros, por que seguramente en algun punto del albaran o de las etiquetas de control, aparecera una @ en medio de la direccion postal de alguna de las oficinas por las que paso el paquete.

  4. es dificil, por no decir imposible, acabar con la gigantesca ola de extranjerismo angloajones en especial que invaden el castellano, uno puedo limitarse solamente a usar las palabras como es debido, pero claro quien va a entender que tu mail es ianmnick@yahoo.es si dicen es sino “arroba”, claro, en el ingles si tiene significado, pero nosostros debemos aceptarlo y utilizarlo de ese modo, y por eso publique un articulo que ojala acabe la ignorancia de muchos sobre este simbolo que nisiquiera saben que es o era. mostrando la verdadera historia.
    el imperialismo tambien es cultural no lo olvidez…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *