Se suele decir: “que pronto me ha pasado el tiempo”. Lo decimos cuando hemos disfrutado, cuando hemos sido felices, cuando hemos vivido felicidad o bienestar o hemos visto un partido de futbol muy interesante. Pasa el tiempo rápidamente. No es así cuando las cosas no son de nuestro agrado, se hacen interminables, “el tiempo no pasa”, es como si quedase estancado en nuestras cabezas.

Y cuando hemos vivido un tiempo intenso, feliz, interesante …… y ha pasado, ¡como lo añoramos!, cuanto pensamos en lo que no hemos hecho en ese momento, cuanto en lo que nos gustaría volver a vivirlo.

arton138.jpg

En realidad, vemos las cosas predominando la nostalgia, eso de “todo tiempo pasado fue mejor”, hasta que lo superamos. Pero, reconozcamos, que no es un buen formato, tal vez porque “empezamos” por donde no hay que empezar. Las cosas no empiezan desde lo bueno, sino desde la necesidad. Y para que haya necesidad, hay que sentirla, y cuando van las cosas bien, distorsionamos nuestra realidad y “no sentimos” realmente la necesidad. La necesidad se siente cuando no estamos bien, cuando estamos en el hoyo, o casi. Se disfruta más saliendo del hoyo, que viviendo encima de la montaña, y declinando por sus laderas, o buscando la forma de no caer.

Tal vez sería conveniente poner “el tiempo al revés”: primero, lo hondo, después el remonte, luego, la exponencial de la subida, y luego, descansar hasta que otra vez véamos un hoyo, una necesidad para abordar, y así embebernos en una nueva espiral de aprendizaje, de vivencia, de conocimiento. Si, tenemos que empezar por abajo, como decía en otra forma Melanie Klein, conocer a partir de la depresión, desde la hondura, desde la necesidad, le llamo yo. Por eso, la innovación está más cerca de los que sobreviven en el hoyo, en el espacio de las necesidades. Innovar, o sea, vivir, es hasta aburrido cuando ya hemos llegado. ¿Quién va a hacerlo?

Estas reflexiones me han venido dándole vueltas al curso, al cuatrimestre que acabo de terminar. Ha sido estupendo, ha sido como una película de dibujos, de las primeras, de las que nos impresionaban con cosas normalitas, no de estas de ahora llenas de monstruos, y bichos raros. Puedo afirmar, y llevo más de cuarenta años ininterrumpidos de profesor universitario, que ha sido el mejor de todos los cursos, el gran curso. Ha sido una experiencia intensa, he aprendido con mis alumnos, y ellos entre ellos y conmigo. Es una pena tener que dejarlo, porque ahora podíamos hacer cosas todavía más interesantes.

El ciclo ha sido de una gran intensidad, aunque estoy seguro de que se puede mejorar. Esto de la participación, del grupo, de la iniciativa, de la búsqueda, de la memoria colectiva, y de todas estas cosas ……. son una fuente inagotable de sorpresas y de satisfacciones ….. pero ahora me entra nostalgia. Me gustaría volver a pensar en la clase de los miércoles o de los jueves, y continuar ….. pero solo son unos días ….. luego pensaré sobre lo que hemos hecho entre todos, y buscaré -y seguro que encontraré- formas más innovadoras y satisfactorias de generar espacios de innovación y de aprendizaje. Siempre es posible, siempre. En realidad, hoy solo quería reflexionar algo sobre el tiempo.

Entradas relacionadas

7 comentarios en «Tiempo, innovación»

  1. Heme aquí, Mª Carmen Muñoz Marín, una humilde sin nada que decir pero mucho que contar. Trovadora que escribe y canta, juega a encadenar palabras, dotarlas de realidad. Es maravilloso tratar con el lenguaje cuando estas inspirada, hacerle sangrar hasta que la mente quede desierta de los demás pensamientos.

    Me emociona ir contra mano con el mundo… estar de buen rollo y darme cuenta que en cualquier lugar del planeta hay personas de las cuales puedo aprender mucho…Con claridad esto lo he experimentado durante estos 4 meses en el aula 100.
    Finalmente, vuelvo a darle las gracias. Es gratificante saber que las horas usadas en enriquecer este espacio (horas intensamente vividas) han logrado estar a la altura que usted marcaba. Sólo he intentado compartir con usted (y quien se pasara a curiosear) lo maldito que es intentar parecer una escritora, periodista, poetisa, poeta o compositora… compartir con usted un “streptease” emocional en el que se gestan los más honestos pensamientos de mi persona.

    No quisiera aumentar su nostalgia pero sí hacerle llegar de alguna manera este texto que va a usted dirigido. No tengo muy claro que vuelva a pasarse por mi blog así que en vista de esta entrada me he tomado la libertad de escribirle.

    Agradecida por sus clases (que me han ayudado a soltarme en eso de hablar en público) reciba de vuelta un fuerte abrazo.

  2. Que bonito! De verdad.

    Menciones como la de M.Carmen no todo el mundo las puede leer…y es que no todos pueden tener una faena como la de Roberto! En mi opinión: “sos” un privilegiado. Dedicarse a la innovación ya tiene su “inri” pero disfrutar de la responsabilidad de compartir con los demás aquello hallado… eso como dice el anuncio no se compra ni con Mastercard.

    Reitero que… algún dia tengo ganas de tocar esas aulas de la Complutense y conocer “en directo” lo que en diferido y con solo una pizca de señal nos llega vía blog.
    He llegado a la conclusión que una de las mejores profesiones que existen (no tanto por lo que se cobre en Euros sino por la satisfacción que da) es la de saber ejercitar el arte de enseñar (o de hacer aprender).

    Hastapronto!

  3. Hola! Me alegra mucho leer que este haya sido para usted el mejor de los cursos en sus años de experiencia; impresiona, la verdad. Gracias por todo, y por sus comentarios en el blog, que animan a seguir escribiendo. Especialmente el último.
    Por muchas cosas mi blog se titula “En el camino” …
    Un saludo muy especial.
    Beatriz.

  4. Aqui estoy, para hacer mi aportacion, para ayudar en lo que pueda. Asi, empezar, diciendo que yo he sido alumna de este cuatrimestre, y que por supuesto he disfrutado de cada clase. Como he publicado en mi blog, he aprendido cada dia, no solo de Sistema Economico Mundial, que era nuestra asignatura, sino de la vida. He aprendido a perder el miedo a hablar en clase, a integrarme en las conversaciones que se realizaban, a observar, a actuar en la vida, que hay que participar, hay que disfrutar de los momentos…He aprendido muchisimas cosas, y ha sido una experiencia interesante, donde por una vez desde que llevo en la facultad, (y son ya 5 años) me he sentido parte del aprendizaje. Yo tambien he ayudado a enseñar, o al menos eso he sentido, al explicarles a mis compañeros que es el capitalismo, de que se trata, y su relacion con el cambio climatico a traves de nuestra exposicion en clase. Ya podrian ser asi todas las clases, seguro que la media de 5 alumnos por clase que he llegado yo a ver, aumentaba considerablemente.
    Como he dicho tambien en mi blog, pienso reconocer esta experiencia a todo el mundo, y si nos cruzamos por los pasillos, o mas adelante en la vida, el saludo se lo garantizo, seguro.

  5. Pues sí, el tiempo pasa volando,pero como en todas las cosas buenas. No quería dejar de agradecerte esta nueva experiencia académica que tanto nos ha aportado a todos. Me ha encantado, de verdad (El desarrollo de esta experiencia está algo más desarrollado en el blog). La intención de mi comentario no era hacerte nuevas alabanzas, que ya tienes bastantes (merecidas, por supuesto) sino aportar alguna nueva idea que pueda ser útil para futuros cursos. Me quedo con la frase de que todo se puede mejorar pero empezando por reconocer el trabajo bien hecho.
    No sé si te has planteado poner la asignatura en el campus virtual. A mí me parece bastante útil por ejemplo, en el calendario para hacer un mejor seguimiento de las variaciones en fechas que pudieran surgir en el programa de la asignatura a medida que avanza el curso, para tener los textos como el libro de sweezy y que no tengamos problemas en la biblioteca para conseguir el libro, incluso las lecturas ya que pensando en el grupo de tarde, quizás tengan algún problema con el horario de reprografía. Asimismo, en el foro de la asignatura los alumnos pueden intercambiar opiniones de las clases diarias y seguro que de la lectura del foro obtienes nuevas ideas para un futuro y tendrás otra fuente para aprender de tus alumnos y viceversa. Digo otra fuente porque es una idea complementaria al blog, que no se debería suprimir. Pero sólo es una humilde idea/sugerencia.
    Lo que sí se debería hacer para futuros cursos es planificar mejor los temas de los trabajos (que no coincidan los grupos y así aprender sobre más temas) y fechas de exposiciones para que no se acumulen tantas exposiciones el último día, y en fechas de exámenes donde haya alunm@s que no podamos asistir.
    Por último, y de carácter personal agradecerte un comentario que hiciste en clase que me animó (y es que creo que los profesores a veces no sois conscientes de lo que influís en los alumnos). El comentario fué que “los politólogos desperdiciamos nuestro talento haciendo oposiciones con lo que podríamos aportar en la empresa privada” o algo así. A mí nunca me han llamado la atención las oposiciones pero el curso pasado tuve un profesor que me animó a hacerlas hasta el punto que me lo empecé a plantear. Gracias por hacer ver que existen más puertas. Por otra parte, como en la innovación está el futuro, me parecería muy interesante cursar el master de Recursos Humanos e Innovación que he visto que eres el profesor, donde seguro que se aprenden nuevas técnicas de trabajo que seguro mejorarán en un futuro los resultados de las empresas, y las relaciones laborales. Me atrajo éste ámbito de trabajo porque realicé unas prácticas en una empresa de Recursos Humanos y estoy muy satisfecha con la experiencia y me gustaría formarme al respecto pero creo que 4000 euros me lo van a impedir de momento. Y no tengas nostalgia por el pasado sino nuevas y más ilusiones y proyectos para el futuro, que tus alumnos te van a tener ahí, seguirán viendo tu blog, seguirán escribiendo en el suyo y seguro que con más de uno no pierdes el contacto.
    Hasta otra.

  6. Tendré en cuenta tus recomendaciones, aunque es difícil combinarlas, sobre todo la cuestión de las fechas y las coincidencias en el uso de los libros disponibles, pero en todo caso, no me olvidaré de contemplarlo. Gracias otra vez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *