Esto ya no es sólo un aviso

La bolsa adelanta las expectativas del sistema. Lo financiero “muestra” y “denota” lo que es el mundo real, aunque no es más que una parte del mismo. Lo cierto es que hasta principios de año, todo parecía contenido, entre otras cosas por el apoyo de las reservas federales y bancos centrales, pero se ha desatado el miedo, y parece que las cosas van muy en serio. Es mucho más exagerado de lo que ocurre en el mundo productivo, pero así son las expectativas, tampoco sabemos muy bien como se desatan hacia adelante, casi siempre sin explicación palpable en el mundo de las mercancias. Un estado de ánimo: nos hemos levantado en 2008 con el ánimo por los suelos, ¿por qué ahora?.

Bueno, es un comienzo de año; bueno, el sol está empezando a remontar su ciclo; bueno, hay muchas elecciones en marcha, con la consiguiente incertidumbre; bueno, parece que la guerra de Irak tendrá que acabar; bueno, no parece que el capitalismo USA sea muy ético, eso de las subprimes tiene algo de locura colectiva y ambición desmedida, y no olvidemos que con Bush en el poder llevan haciendo “cosas raras”, muchas cosas raras, como Enrom, por poner un simple ejemplo de otros muchos. Pero también el comportamiento de sus tropas, demasiado por encima de las leyes, u otras barbaridades para un país que se pretende adalid de la democracia. Todo eso importa, todo eso acaba pagándose, y de pronto, descubren que hay muchos agujeros negros en su presente y pasado reciente, y uno de ellos, es el económico, en el que vienen sobreviviendo en gran medida por la sobredemanda de los emergentes y el abastecimiento y tirón de la guerra. Ya llevan varios años así. Lo raro es que las bolsas que han pegado el bajón son las asiáticas y las europeas, y mientras en Wall Street parece que estaban de holiday bank. No sé que pasará hoy, pero las perspectivas no son muy buenas, ciertamente.

7927fireworks.JPG

Mucha gente se va a ver afectada por este crash bursátil, y eso tampoco va a ser bueno para el consumo ni para la producción, o sea que tenemos dos o tres años por delante difíciles. Ya se esperaba, yo lo he adelantado en este blog. La única duda es si el crash va a ser más o menos fuerte, estimo que va a ser duro, porque el capitalismo ha construido un edificio con pies de barro, y su último ciclo ha estado basado en locomotoras ya gastadas y sobre todo, demasiado especulativas y aprovechando la bajada de la tasa de salarios, debida al proceso de globalización. Esas alternativas están ahora en duda, y habrá que trabajar mucho y más duro en los próximos años, sobre todo, en el campo de la productividad y la innovación, para hacer frente al reto social que se plantea.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *