Innovación y creatividad son términos que se confunden más de una vez, y pienso que es necesario diferenciarlos, pues aunque tengan una cierta interrelación, evidentemente ni en sus contenidos ni en sus formas se pueden identificar. Ya sé que no hay consenso sobre esto, por eso precisamente, creo que es oportuno escribir algo sobre el asunto.

magnetic_sm.gif

Mi posición es: la creatividad sirve en algunas de las fases de la innovación, pero lo menos parecido a la creatividad es la innovación. La innovación es esfuerzo, es continuidad, es constancia, es proyecto, es contraste, es conocimiento a partir de lo científico, de lo sistemático. La creatividad es un impulso, son momentos, que pueden tener reglas, pero crear tiene más que ver con el arte, y su forma de aproximación al conocimiento es artístico. Al menos, debíamos ponernos de acuerdo en una cosa como esta. De esa forma, evitaremos una confusión que conlleva más de un peligro, la de identificar creatividad e innovación. Es indudable que alguien innovador es también creativo, y que alguien creativo puede ser innovador, pero una y otra cosas son realmente diferentes en sus métodos, en sus formas y hasta en los contenidos que abordan. Son formas de aproximación al conocimiento diferentes.

m-lesdem04.png

Si utilizamos las prácticas creativas en el mundo de la innovación casi siempre producimos confusión, y si utilizásemos los métodos de innovación en el campo de la creatividad también la produciríamos. Por poner un ejemplo, el grupo está relacionado con la innovación, pero muchísimo menos con la creatividad, donde la expresión es mucho más individual. El “único” grupo -si es que se puede llamar así- que suele utilizar la creatividad es el “brain storming”, que es una técnica hecha en grupo, pero sumamente individualizada en su formato básico. Como ocurre en tantas cosas, cuando uno dice que trabaja con grupos, alguien suele decir: ah, si, yo trabajo también en grupo, he hecho “tormentas de ideas” ….. con lo que ya no sabes que decir, porque si hay algo que se aleja del grupo de trabajo operativo es la llamada tormenta de ideas. Estas cosas, por desgracia, necesitan muchas palabras para explicarlas, porque están en la cabeza de todo el mundo. Y los del mundo de la innovación tenemos siempre las fronteras encerradas por el desconocimiento general sobre lo que es, y por esas confusiones que nos dificultan nuestro discurso.

En todo caso, para mí es muy clara la diferencia abismal entre creatividad y sus técnicas, por un lado, e innovación y sus métodos y técnicas, por otra.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *