Una gran experiencia. Esta semana he tenido ocasión de vivir junto a casi cuarenta iberoamericanos una gran experiencia, una experiencia de aprendizaje, de crecimiento, llena de sensaciones, de emociones y hasta de alegrías. Sólo dos reuniones, un día primero, una tarde, tres horas y media; y luego, una mañana, cuatro horas y algo más. Pero todo muy intenso, lleno de colores, de sorpresas, de innovación. Hemos construido entre todos conocimiento, intercambio, lenguajes comunes, puentes, redes, y nos comprometimos en llenarlo todo de aportaciones, de futuro, de horizontes ….. no tan lejanos.

Diapositiva9a.jpg

Un proceso, como otros muchos que yo pongo en marcha, centrado en aquellos con los que trabajo, en facilitar y diseñar espacios para que se comuniquen, que se conozcan, que se “enrollen” con horizontes compartidos y con un crecimiento exponencial, a partir de sí mismos, de su esfuerzo, de, en definitiva, desarrollo endógeno, o autodesarrollo o como quieran llamarle. Todos podemos hacerlo, todos disponemos de experiencias y conocimientos para hacerlo, sólo necesitamos compartir métodos y proyectos, y empezar a andar, como digo yo, atrever a tirarte a la piscina -pero con agua, claro-.

latinoamerica.jpg

Sólo hemos empezado, pero ha sido un arranque maravilloso, pleno de virtudes y de intereses. Lleno de emoción y de cooperación. Haremos lo imposible para que se haga todo lo que hemos proyectado se haga realidad. Buena suerte a todos, y buen retorno a las raíces.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *