Parece ser que entre las cien marcas “más valiosas” (sic) del mercado, solo tenemos situada a Zara en el puesto 64. Ahora bien es la segunda que se ha “revalorizado” más, sólo por debajo de Google que está en el puesto 24.

Los primeros puestos los ocupan Coca-Cola, Microsoft, IBM, General Electric y Nokia, primera empresa europea que aparece en el ranking. Les siguen: Toyota, Intel, McDonald´s, Disney y Mercedes.

Es decir, entre las diez primeras, hace quince años ya estaban todas, menos Nokia e Intel, producto ambas de las TICs. Poco movimiento en las marcas. Las marcas son muy monopolistas, confieren monopolio, y asentamiento en el mercado.

52061.jpg

Parece mentira que la “zarzaparrilla” norteamericana sea tan “valiosa” como marca, pero miren por donde es tal vez lo único que tiene. Lo demás es para desatascar tuberías o intestinos. Microsoft sigue torturándonos con sus “nunca probados” programas, llenos de errores, que “corrige” gracias a los sufridos consumidores, pero está firme en su posición monopolista, y cada vez hay más un vacio en su entorno. Linux y el software libre son la única competencia, pero no es una marca, y si no hay marca, ya sabemos, no se vende. IBM ha pasado de ser una empresa de “grandes ordenadores”, con gigantismo a cuestas, a convertirse en una empresa de intangibles. Es curioso, ¿no creen?. Lo que se puede hacer habiendo llegado en algun momento. De General Electric solo puedo decir que es una gran empresa y sólida, y también innovadora, no le voy a poner pegas. Tal vez sea la grandísima empresa por excelencia. A Nokia le pasa un tanto de lo mismo. Hasta la última crísis de ventas ha sido superada con estrategia, con innovación y con mucho talento. Estos finlandeses -marginales en Europa- tienen mucho recorrido. Es curioso que en Europa las dos grandes sorpresas sean Finlandia e Irlanda, ambos países de los extremos, un poco marginales en Europa, y sin embargo, hoy países a imitar.

Toyota tiene bien ganado el mérito. Le está dando una paliza a General Motors, a Chrysler y a Ford en el mercado USA, y además, sigue siendo un modelo a copiar, el modelo Toyota. Mucho ha sabido aprender Inditex-Zara de Toyota, mucho. Intel ha sabido mantener la competencia en un sector punta, tiene mérito. No voy a hablar mal, aunque lo deseo, de McDonald´s y de Disney. Ninguna de las dos me parece más que algo que habría que eliminar: comida basura y cine ideológico y basura, mejor fuera, pero las cifras mandan y la gente sigue “comiendo” y “disfrutando” de sus productos. Mercedes es una marca de toda la vida. Todos los paletos quieren un Mercedes ….. y cada vez hay más nuevos ricos y más paletos. Por tanto, tiene el porvenir asegurado, y por cierto, sigue siendo de fiar, hace coches que son sólidos, de calidad y funcionan hasta que ya estás aburrido de ellos.

Ninguna de las diez primeras “ha revalorizado” su marca. Tampoco la ha desvalorizado. O sea que tenemos diez primeras para años.

pharmamar.jpg

En nuestro programa de investigación de “experiencias innovadoras” hemos trabajado la mayoría de estas empresas. De dicho programa, salió mi libro “En la espiral de la innovación” (2004), publicado por Díaz de Santos, centrado en las empresas innovadoras españolas, porque pensábamos que era más adecuado hablar de lo poco que tenemos innovador.

logoMondragon.jpg

En ese benchmarking salían “bien en la foto”: Inditex-Zara, PharmaMar-Zeltia, Irizar-Mondragón y MRW. Las tres últimas no “tienen” marca, pero sinceramente son para quitarse el sombrero. Mondragón es única en el mundo. No puede salir en ninguna estadística porque las rompería todas. Es una cooperativa, no lo olviden. E Irizar es premio europeo de calidad, nada menos. Pharma-Mar todavía nos asombrará más en los próximos veinte años, pero ahora que le han aprobado el Yondelis, ya empieza a carburar, hasta económicamente. Y MRW tiene uno de los sistemas más potentes de responsabilidad social corporativa, de cuando nadie sabía ni lo que era eso de la RSC, auténtico e integrado plenamente en su negocio. No son marcas, son empresas; son auténticas empresas e innovadoras. Chapeau.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Marcas»

  1. Las marcas son el capitalismo de hoy, de hace casi nada, de los últimos diez o quince años. Hemos visto “aflorar” las marcas, como indicativo de consumismo y al tiempo de monopolios, de dominio del mercado. Y al tiempo hemos ido viendo crecer una economía informal que las ataca y las consolida. Compite desigualmente con ellas, y las ensalza, las hace más consumibles, más deseadas, más rotundas, más monopólicas.
    La marca y el logo que tantas veces van unidas, son una imagen ideológica y rentable del sistema globalizado. Todo el mundo quiere desarrollar marca, porque la marca no sólo te da dinero, sino que te da poder, futuro, y reproducción ampliada. Para ello, el marketing es esencial. La marca ha nacido, producto de publicidad y marketing, ha sido inventada, básicamente por la oferta, aunque también ensalzada por la demanda. En su gran mayoría es producto de un plan de marketing, conscientemente programado y en el que se han gastado mucho mucho en publicidad y otros medios de promoción. Los deportes, sobre todo, han hecho del merchandising un instrumento y a la vez un recurso para globalizarlo. Los sistemas promocionales repiten constantemente las mismas premisas, logos simples, logos atractivos, logos que se venden a los ojos del consumidor, logos que lo alienan en el producto, …….
    Es recomendable leer No Logo. La portada aparece en la entrada.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *