Sin duda, hay personas con más talento, pero ….. fundamentar una sociedad en los talentos es un gravísimo error. Parece, en este sistema de supermanes, que haya que ser primero porque uno te represente y tú ya no tengas que hacer nada.

Es curioso ver en nuestra sociedad española, tan poco dada al deporte en general, como estamos encantados con “talentos” como Nadal, o Ferrero, o Santana, por sólo citar del mundo del tenis. Y mientras, practicamos mucho menos deporte de lo que sería conveniente. La política de talentos es una política discriminatoria, desigual y que contamina ideológicamente.

Sólo me voy a fijar en la última adjetivación: contaminación ideológica. Y en su alternativa: la alternativa a los talentos es la competencia y un sistema de aprendizaje que se pueda llamar tal.

Preservativos.jpg

Primero, lo primero, ¿por qué contamina la idea de talentos? Por muchas razones, pero tal vez la más significativa es que promueve a uno frente a muchos. Eso en una economía egoista e individualista es lo normal y a los americanos les suele ir bien con ese planteamiento, pero no es el mejor, sólo es el que nos contamina desde los USA: supermen y superwomen. En ellos ponemos el futuro y ellos ya tirarán de nosotros y nos marcarán las pautas “stajanovistas” por donde hay que ir. Si uno no es un superman está apañado. De esa forma, se trata de una lucha para serlo, una lucha sin cuartel, propia de un darwinismo social impresentable, que en vez de desarrollarnos, nos desanima, nos deprime, y nos hace “salir del mercado” porque no somos competitivos. Por otra parte, la idea de talento en España encubre algo mucho más tortuoso y mentiroso, que consiste en dar una etiqueta de naturaleza a aquellos que son los hijos de los poderosos, a los que fácilmente les otorgamos el talento de sus padres, y se ocultan en ellos y ocupan puestos de responsabilidad e impiden la igualdad de oportunidades. El mundo de la empresa está plagado de estos “talentos”, también el mundo del cine, o del teatro, o de …… Este es un país de “hijos” de talentos que tienen “talento”. Por supuesto, todo eso engaña a los otros, y les impide acceder a una mínima igualdad de oportunidades, y de esa forma, pronto se desaniman y dicen: “me pagan por esto” o que “inventen otros” o “estoy hasta el gorro de este país” o ……

Las consultoras han utilizado la idea de talento para confirmar el poder establecido y transmitirlo a las nuevas generaciones de jóvenes ricos y …. que en competencia probablemente no tendrían porvenir, pero así tienen “talento”. No sólo ha servido para eso, sino también para dar etiqueta de “talentosos” a todos los que ya ocupan puestos de responsabilidad. Lo que equivale a decir, que llegar a ganar dinero, es tener talento. Nunca lo hubiera creído. Lo cierto es que hace cuarenta años, la única que tenía “talento” era Marilyn Monroe, ¿recuerdan?. Pura y pueríl ideología.

screenshot1.gif

Y ahora la alternativa. Ante el talento, competencias. Lo fundamental es la empleabilidad, y esta se desarrolla con competencias, con cultura, con trasversalidad, con interés, con ganas, con superación, con espíritu la mayoría de las veces generalista …. porque las competencias se adquieren, se pueden conseguir con esfuerzo, con un gran esfuerzo. No nacemos buenos vendedores, no nacemos sabidos, no nacemos especialistas, no nacemos buenas personas, ….. Todo eso se adquiere con esfuerzo, algunas serán más técnicas y otras serán más actitudinales, pero todas se pueden trabajar y adquirir. Todas están a disposición de casi todos los que quieran dedicarse tiempo, conocerse a si mismos y profundizar sobre el conocimiento de uno mismo y de los demás. Es un espacio democrático, un espacio con otros, un espacio con maestros, un espacio con aprendizaje, un espacio para desarrollarse y autodesarrollarse, un espacio para ser y seguir siendo. Competencias significa eso, esfuerzo, trabajo, búsqueda, actitud, agradecimiento y otras muchas cosas más, y también, no lo olvidemos, empleabilidad. Porque una persona competente, con competencias diversas y trasversales, está ahora ocupando un puesto, pero puede hacerlo en otros, y disfrutar igualmente de una y de otra cosa, porque toda su vida está fundamentada en lo que ha conseguido con su esfuerzo, y no con ser “hijo de papá o de mamá”, o en ser considerado talentoso por eso mismo o por una excepcionalidad de la naturaleza. Aquello que se consigue con esfuerzo, se valora. Lo que se consigue sin esfuerzo, no sólo desvaloriza al que lo consigue, sino que desvaloriza el sentido de lo democrático, de lo social, de las personas y de la humanidad.

warhol-marilyn2.jpg

La asignatura pendiente de este país o de otros muchos no es desarrollar talentos, sino competencias. Y para ello necesitamos de otro sistema de enseñanza, un sistema que en vez de enseñar, permita aprender, que se haga a partir de uno mismo y de los demás, que se transforme en algo vivo y activo y práctico, que tienda a recordar quiénes son los maestros y que nos han aportado, y a agradecer a aquellos que nos han hecho o ayudado a ser, que sepa transmitir métodos en lugar de conocimientos ya terminados, que vea el conocimiento como algo que construimos a partir de una memoria, pero que todos podemos contribuir a construir continuamente, porque está en continua reelaboración, y asi. ¿Por qué no miraremos de vez en cuando a los estoicos, o a Epicuro, o a Confucio, o a Marx, o a …….? Ese si es un patrimonio de la humanidad, véamos no sólo en ellos, sino en todo el conocimiento acumulado, un espacio sobre el que levantar y renacer el conocimiento todos los días, mediante el esfuerzo, mediante el grupo y los otros, mediante la responsabilidad, mediante la practicidad …… Y me quedo aquí por hoy.

Todo esto me lo ha provocado un artículo que titula: “Educar talentos es la asignatura pendiente”. No, desarrollar competencias y espacios de aprendizaje es la gran asignatura pendiente. Seguro.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Talentos»

  1. Se llama Gestión de Talentos y constituye, segun sus promotores, un instrumento decisivo en la gestión de los recursos humanos de una organización. También tiene su paralelo en la ya conocida función de Head Hunter, “cazador de cabelleras”, mejor dicho de cabezas, que busca entre los aptos aquellos que lo son más y los promueve a otras organizaciones. La Gestión del Talento hasta ha dado lugar a la Gestión por Talento, haciendo un símil con otras Gestiones, donde cambiando la preposición, parece que cambia el contenido. La Gestión de/por Talento ha dado lugar a la nueva profundización de la llamada “personalización” o “individualización” de los recursos humanos, es decir, un paso más hacia la supuesta excelencia individual. El entorno de dicha Gestión es básicamente ideológica, y no se concibe ni en un plano teórico ni práctico. Es lo que Marx llamaría en su siglo, economía vulgar, pues aquí recursos humanos vulgares. No mucho más, pero tampoco mucho menos. Dicha Gestión “entra por los ojos” del profesional, le invade, lo aliena con la misma y destruye lo poco de razonable que tenía su gestión, sobre todo, aquella que le da empleabilidad y no busca superhombres/mujeres como una constante.

  2. Estimado Roberto
    comparto tu enojo con esto de los talentos, la selección de talentos, la producción de talentos etc. Personalmente creo cada vez menos en el talento, sobre todo si se va a usar para seleccionarlo a priori.
    Me parece a mi que las habilidades más que ser individuales son “de la red” en la que los individuos nos encontramos; Mi mente, como dice un amigo mio, no está en mi cabeza, está en mis redes sociales. Incluyo obviamente las redes de la crianza, las que forjaron los primeros estados de ánimo etc. Por eso que los gringos en california innovan más que por acá: no solo los gringos, también los rusos, los chinos, los indios y los latinos sitos en las redes californianas.
    Y si, al final de la vida, aparece alguien que se escape realmente de los moldes de sus redes, entonces digamos con estupor ¡”que talento”!, como quien dice: “no se cómo se produjo este tipo”. Pero habría que encontrar un fenómeno que se saque un Nobel en Punta Arenas o que diseñe la moda vanguardista y glamorosa en Chillán!!
    Un abrazo desde Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *