Si, es horrible. Ya ha pasado el verano y parece que ha pasado el peligro, pero realmente estas cosas no son noticias, sino que deben tratarse siempre: ¿por qué, para qué y cómo es posible que quememos los bosques, siendo como son nuestra fuente de vida? ¿Y por qué lo consentimos? ¿por qué no se levanta un gran clamor cuando empieza “la quema” anual del calor?

Porque parece que sólo se preocupan los que tienen que apagar el fuego y aquellos a quién el fuego acecha. Demasiada condescendencia con un gravísimo delito contra la vida. ¿Es posible que sigamos pensando en términos del “señor conde”? ¿es posible que todavía pensemos que “total, ya volverán a crecer” o “no importa, son eucaliptos o son pinos” o …….

40_Kolbudyy.jpg

Es curioso, una de las pocas empresas españolas que apostó clara y modernamente por los bosques, ha estado metida en un hoyo por lo que podíamos llamar “indirectas” o “ser de la familia”. ¡Qué fácil nos resulta hacer un escándalo cuando hay bosques de por medio!. Y yo me pregunto que tendrá que ver un bosque con un sello, que tendrá que ver producir y desarrollar bosques, con técnicas avanzadas de todo tipo, también de riego gota a gota y otras, con especular subiendo el precio de unos papeles mal acuñados, y que cuanto peor están hechos, más valen. Sin duda, para una persona normal, nada.

Pero para un periodista ….. enloquecido en la búsqueda de la noticia: todo, una gran oportunidad de hacer daño. Sólo había un vínculo familiar y ya se sabe: “todos los hermanos eran ….. estafadores”. Propio de una cultura donde todo es nepotismo, cuando tantas veces sólo es igualdad de oportunidades. Se dan cuenta de que mis hijos no han podido seguir mi carrera, porque son mis hijos. Lamentable, lamentable, propio de un país de *hidalgos”, de esos personajes que salían a la calle con un palillo entre los dientes para “hacer evidente” a los vecinos que había comido, “hijos de algo” …. ¿de qué algo?.

Segun Catón una ardilla podía recorrer la peninsula ibérica de parte a parte, sin tener que bajar de los árboles. Fíjense Uds. como quedó todo. Sólo hay que ir por las “estepas” castellanas. para darse cuenta del estropicio. Aquél rey impresentable, que ahora quieren volver a entronar, Felipe II, se cargó una buena parte de las reservas de madera …. y las hundió en el Canal de la Mancha, ¿recuerdan?, pero todos hemos contribuido a que eso sea como es, con nuestra aquiescencia, con nuestra falta de energía a la hora de perseguir a los culpables de tales fechorías. Los intereses económicos y algunas mafias, siguiendo casi sistemas propios de las guerrillas, consiguen todos los años que los bosques se quemen, que una parte de nuestra vida se queme, ¡Qué pena!

snipshot_i8ba4w673.png

Y me dirán Uds. por qué hablar de bosques aquí en un weblog sobre innovación, pues precisamente por eso: ¿sabían uds. que solo agricultura y silvicultura son actividades económicas y sociales que contienen la palabra “cultura” en su seno, por la complejidad de las mismas? A nadie se le ocurriría llamar industriacultura a la industria, porque es más bien lo contrario de la cultura, o servicultura a los servicios. Como una vez me dijo alguien en un surtidor de gasolina, si nos quedamos sin agricultores, se acabó … y yo añado: “… y sin cultivadores del bosque”. Y ahí está la innovación, porque la innovación parte del conocimiento que ya tenemos. Si destruimos las fuentes de conocimiento y de vida, destruimos las posibilidades de innovar.

No se puede innovar sin fundamentos. Los bosques son nuestros fundamentos estratégicos, sin ellos no podemos respirar ni vivir: ¿cómo vamos a innovar si no queremos respirar más que olor a quemado?

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Bosques-Innovación»

  1. Cuando leemos un artículo o una noticia parece que hay una gran preocupación por el medio ambiente, pero en el fondo de la sociedad no es cierto, tal vez es moda, queda muy bien preocuparse por la naturaleza, pero la realidad es otra muy distitnta. Los bosques se agotan y a nadie le preocupa, es unos cuantos años todo estará desertizado y la vida será muy complicada. Creo que tienes mucha razón al hacer esta reflexión tan importante sobre la la naturaleza y lo que se respira a nuestro alrededor.

  2. Estás, en mi opinión, cargada de razones cuando dices que las preocupaciones sobre los bosques y la naturaleza parecen más una moda o un oportunismo, que no una auténtica necesidad. Todos tenemos que contribuir. Gracias por tu acertado comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *