Julio Alcaide ha sido nuestro gran estadístico, la referencia práctica de las estadísticas nacionales. Ha tenido muchos hijos, tiene ya algunos años, unos ochenta o así, pero sigue trabajando. Ahora ha publicado un gran estudio del BBVA sobre la demografía española.

Parece ser, según el estudio, que sólo 13 provincias españolas han aumentado la densidad de población por encima de la media española que ha sido en el siglo XX de un 137%, más o menos eso significa que todos los años ha crecido algo menos de un punto porcentual a lo largo de esos cien años. 37 provincias crecen menos que la media, de ellas diez decrecen.

Es lo primero que destaca, la aceleración de los procesos de concentración demográfica. Véamos las que crecen: más que el doble de la media del país crecen Madrid (671%), Las Palmas (547%), Barcelona (397%), Tenerife (375%), Alicante (270%) y Vizcaya (267%); el resto de las concentradores son Guipúzcoa, Sevilla, Baleares, Álava, Valencia, Málaga, y Cádiz. Murcia está en la media. Y las que decrecen, de más a menos: Teruel, Soria, Zamora, Lugo, Avila, Cuenca, Ourense, Huesca, Palencia, y Segovia. Guadalajara, Burgos, Salamanca y Cáceres han subido poquito poquito, menos de un 10% en cien años, o sea nada, a pesar de la influencia de Madrid en las limítrofes Guadalajara y Segovia. Se salva Toledo por ser dormitorio de Madrid. Estas si hacemos los números hasta 1990, hubieran estado en negativo también. Pero la “expansión” de Madrid en los últimos años, ha conllevado la ampliación del hinterland, sobre todo en términos de ciudades dormitorio, para abaratar el coste de la vivienda de esos trabajadores que vienen a Madrid o alrededores a encontrar su renta para vivir.

8_bmp.jpg

Es decir, salvo la isla Madrid, en medio de un ¿desierto? decadente y que sólo aumenta en su área inmediata de influencia, todas las provincias que aumentan su densidad significativamente son marítimas. Tres de las islas y siete periféricas y una isla en el desierto. Ese es el resumen. Sólo Álava no es marítima, pero si es vasca y periférica.

desierto_1_.jpg

De las que decrecen, todas son interiores, y la única que toca el mar, pero por su zona de menos densidad demográfica es Lugo. Todas las demás contribuyen a “forjar” el desierto de la meseta castellana en torno a Madrid.

Recuerdo que participé en un trabajo tremendamente interesante a poco de empezar a trabajar, un estudio que “estaba de moda” en esa época, que consistía en hacer un “horizonte” estratégico. A mí me tocaron varios capítulos económicos y también me toco trabajar la cuestión demográfica. Recuerdo que llegué a conclusiones similares a las que parece se han ido cumpliendo, con la única excepción, que no tenía capacidad para contemplar, de que Guadalajara y Toledo, que iban hacia “las más altas cotas de la miseria” demográfica, se han “reconstruido” merced a la influencia del desorbitado crecimiento de Madrid de las dos últimas décadas.

¿Por qué hablo de esto? Primero porque es importante observar como las leyes de concentración y centralización del sistema capitalista siguen funcionando y seguirán funcionando, aglutinando en poco espacio -de esa forma, se puede seguir especulando con su precio- las fuentes de vida, es decir, los puestos de trabajo y el crecimiento económico. Cada día más concentrados, también demográficamente, por supuesto. Segundo, porque Julio Alcaide, hermano de otro de mis maestros, merece el pobre homenaje de un “follower” suyo. Y tercero, porque es incomprensible que Madrid siga creciendo tanto.

desiertoht.jpg

¿Conocen Uds. alguna capital como Madrid que no tenga mar ni un rio que se precie? Yo, no. Madrid es un mundo artificial. Hasta no llueve cuando tiene que llover. Es un mundo de aglomerado, es un mundo de masas informes, es un mundo con poca personalidad. Y parece que todos vienen, venimos, aquí a ganar dinero y pensar donde pasar las vacaciones o donde comprarnos una casa, para no estar los fines de semana aquí. Y es la que más crece demográficamente. ¿Qué pasa en el mundo? ¿De donde tendremos que obtener la electricidad y el agua para seguir viviendo tantos aquí concentrados ….? En mi opinión, una locura, pero una más del sistema capitalista. Había un autor que me encantaba, un japonés, al que se le tradujo un libro, un reading de lecturas de varios autores, muy interesante, Shigeto Tsuru, se titulaba: ¿adónde va el capitalismo? …. si habría que preguntarse eso, adónde nos llevará, adonde va …. porque razón y consciencia tiene poca …. esto del mercado no está mal en algunas cosas, pero como mecanismo de redistribución es sinceramente de los peores. Eso es lo que quería decir, que la riqueza (sic) seguirá estando cada vez peor distribuida, aunque el Estado nacional se enmiende un poco, que no lo hará a medio-largo plazo, y redistribuya un poco lo que el mercado estropea -de todas formas, la función redistribuidora del Estado ya nadie la cita en los libros de economía, porque aún cuando lo hiciera, que lo hace poco, es costosísima en términos de calidad-precio-. ¿Vendrán tiempos mejores? …. Había una canción, un bolero que decía: “Lo dudo, lo dudo, lo dudo ……”.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *