Alguién dijo: “La misión fundamental del gobierno es hacer el bien, no ganar dinero”. Precioso, si pudiera ser verdad.

Yo hasta diría que ganaran dinero, pero que se redistribuyese entre todos nuevamente.

Los Estados o sistemas de poder desde que lo son, se han configurado sobre una columna vertebral: ejército-policía, por una parte, e impuestos, por otra. Creo que ese vocablo im-puestos, casi lo dice todo, ¿no creen?. Los recaudadores siempre han ido acompañados de ejército y policías y de paso, se hacían “levas”, es decir, se “hurtaban” los más aptos a sus padres y a su vida.

“Hacer el bien” resulta una cursilería en este contexto.

Y lo de “no ganar dinero”, ¿qué les parece? Entiendo que esta declaración se formularía para perseguir el neo-con post-reaganiano. Por desgracia, diría yo, no ganan ni dinero, o si lo ganan no es un dinero público, sino privatizado y fuente de más de una riqueza personal, construida al amparo del poder mismo. Decía alguien también, que era mejor que los ministros y presidentes llevaran mucho tiempo, así no necesitaban tanto.

KYCAMLJ33KCASE3CRSCAEQYONXCA8GV4UYCAQLDNS4CAAM6ATGCA22349WCAPM7CE3CA2SVLWDCAAXEJW2CAMXJGFNCA2AYAVWCABDDO21CA9KTPVPCA9LN97HCA6CCJVOCAZLK8YI.jpg

Necesitamos el Estado, pero es realmente muy costoso, tanto económica como social y psicológicamente.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *