Diseñando ESPACIOS PARA LA INNOVACIÓN PYME: fundamentos del MINING-ALDEBARAN

Llamamos Innovación Diseñada a conocer las claves estructurales de la innovación, los resortes donde es preciso actuar, y los métodos que los hacen posibles, para encauzar hacia la innovación a organizaciones. Estas claves se obtienen de lo que es substancial, central en las empresas innovadoras, y en los retos que todavía tienen que afrontar. La metodología MINING-ALDEBARAN es una respuesta coherente para generar espacios innovadores, tiene sus raíces en un mix metodológico complejo que se puede ver en www.aldebaraninnovation.com y aprovecha las energías espontáneas y contribuye a desarrollarlas e integrarlas en un modelo más ecológico y eficiente.

015.jpg

Las empresas innovadoras normalmente aportan cualidades o claves significativas, pero ninguna empresa es perfecta, todas tienen asignaturas pendientes, áreas de mejora estratégica que pueden introducir para posicionarse mejor y adelantarse al cliente, al mercado y a la competencia.

Una de las tareas que nos proponemos es comprender los resortes y dinámicas de la innovación para así poder diseñar metodologías que puedan “reproducir” y aplicar con formatos integrados lo que es más viable para generar espacios de innovación o potencialmente innovadores.

En el libro “Innovando en la empresa” se encuentran las que hemos identificado como claves estratégicas de una empresa innovadora, las ya famosas tres Ces; y en el capítulo primero de “Innovación y Gestión del Conocimiento” hemos trabajado en articular e interrelacionar operativamente las variables y conferirles un papel en el conjunto del sistema, y así presentamos finalmente integrado el modelo de innovación. (El libro “Innovando en la empresa. Hacia un modelo innovador de dirección empresarial” se desarrolla a lo largo de las tres cés, de las tres variables clave, para confluir en las formas directivas, en los estilos y la manera de transformarlos hacia un modelo innovador. De esa forma, Cliente, Calidad y Comunicación facilitan a través de la transformación de los estilos directivos, la vía para conseguir un proyecto empresarial innovador que estratégicamente se ubique en el mercado a largo plazo, no sin modificaciones sucesivas)

espiral.gif

Podríamos decir que dos son las líneas o cuestiones decisivas para caminar hacia la innovación, sobre las que se basa MINING-ALDEBARAN:

Primero, desarrollar la CONSCIENCIA. La consciencia, el conocimiento consciente es el fundamento de la madurez y hasta del sentido común. Maduramos cuando somos conscientes; maduramos cuando sabemos lo que va a pasar –y podemos adelantarnos a los acontecimientos- porque la experiencia se ha transformado en “ciencia”, en conocimiento en nuestro interior y entonces podemos anticiparnos a lo que va a pasar con muchas probabilidades de acertar.

Lo importante es el análisis, saber permanentemente ¿dónde estamos?, para y en función de un proyecto estratégico, también nacido de una interpretación del aquí y ahora, proyectarnos hacia el exterior y hacia el interior, con objeto de introducirnos en una mejora, un aprendizaje y una propuesta continuas. Esto nos permitirá construir repositorios y mapas de conocimiento consciente o expreso, en terminología Nonaka. Véase mi artículo: “De la dependencia al desarrollo: un modelo innovador”, publicado primeramente en la Revista AFYDE en 1993, posteriormente en Capital Humano, 1998 y después reproducido en el libro “Innovando ….”. La tesis explícita es que si sabemos donde estamos, podemos disponer de un abanico de posibilidades que nos indica hacia donde deben estar canalizados nuestros esfuerzos en cada momento. La antesala de hacer las cosas bien y de conseguir avanzar es saber donde se está, y esto no es una relación de hechos, sino una interpretación de relaciones y su modelización consiguiente. Las empresas que no olvidan el diagnóstico, el análisis y lo convierten en el centro y antesala de su gestión, tienen muchas más probabilidades de éxito.

Segundo, crear espacios de COMUNICACIÓN, (Si conseguir la consciencia y centrarse en el análisis y comprensión de la realidad es difícil, y hay que superar muchos obstáculos para insertarla en la dinámica organizacional; hacer posible espacios de interrelación de alta calidad, espacios grupales, espacios de proyectos conjuntos, … introducir en definitiva, el grupo y las relaciones explícitamente en la organización, es una tarea quizás más complicada. No es fácil saber trabajar con los otros, ni transformar nuestra forma “agarrada” de trabajar, donde ocultamos muchas cosas, en una forma extrovertida y “dadora”, que acaba transformando no sólo al que la hace, sino a los que le rodean. Esos espacios para compartir, para interrelacionarse, para conocerse y hacer cosas juntos, son espacios no muy fáciles de desarrollar, debido a las trabas culturales en las que nos movemos. Y ahí está el reto) espacios de Innovación, espacios grupales, espacios de aprendizaje e investigación-acción, espacios de colaboración, en definitiva, desarrollar lo intangible, y especialmente la calidad de las relaciones. Fomentar el intercambio, generar redes de interrelación, de interdependencia, apoyarse en ellas y promoverlas, facilitar las relaciones, tejer una malla tupida de colaboración y de cooperación intra y Inter. La intercomunicación fomenta nuestro criterio y nos hace libres, autónomos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.