Qué difícil es localizar a una persona en Madrid! Me pregunto por qué será? y sõlo tengo una respuesta confirmada por mis experiencias con otras personas vinculadas al mundo político. Ahora estoy en Brasil y tengo que encontrarme con políticos o funcionarios politizados para poder hacer avanzar mis proyectos, y resulta parecido. Para mí resulta desesperante, pero quizás es que no tengo suficiente paciencia para esperar …. aunque muchas veces la espera es tal que no es una espera, sino un plantón. Son personas ocupadas, en Madrid muy ocupadas, todos haciendo como que están ocupados, y seguro que lo llegan a estar. Lo importante es saber en qué están ocupando el tiempo, y pienso que es una mezcla de cosas. Voy a aventurar alguna hipótesis:
primera, están mirando al cielo. No, no digo que estén desocupados, sino mirando más arriba, hablando con el ¨mãs arriba¨, desde luego, no deben estar muy ocupados hablando con los de abajo, no creo que fuera rentable para su carrera.
segunda hipotesis, esta confirmada normalmente por las secretarias: estãn reunidos, siempre están reunidos. Pero lo grave no es que estén reunidos, que reuniones tiene que haber, sino que parece que ¨siempre estãn reunidos¨, lo cual nos lleva o a una patología de reunionitis o bien a que ¨eso de estar reunidos, mola¨, vamos, viste. Da una sensaciõn de estar rodeados de personas que les adoran. Resulta una buena disculpa en voz de la secretaria.
tercera hipótesis, no es conveniente ni uno se da a valer, si esta disponible: es preciso estar o dar la sensación de estar ocupado. Siempre me interesó este formato, desde que vivía realquilado en una casa particular cuando estudiaba. El hombre de la casa siempre estaba ocupado, nunca cogía el teléfono y le decía por lo bajo a su esposa: dile que no estoy, que ya lo llamaré o que ahora no puedo ponerme. Realmente no estaba haciendo nada. Aunque a veces se estaba escondiendo ……
Cuarta hipótesis, estan tan mal acostumbrados a que les pidan cosas, que no quieren que les pidan mãs, péro necesitan que se las pidan. Y cuando se las piden, tienen que decir que si, y como dicen que si, y ellos lo saben, lo mejor es no ponerse, porque entonces, tienen que hacer cosas y cosas que les han pedido.
En fin, podría inventar otras hipótesis, pero tendría que inventar mucho, porque sinceramente tengo poca experiencia directa. No sé lo que haría teniendo poder y siendo llamado y llamado insistentemente por un pesado y otro pesado. En fin, no sé ……

Entradas relacionadas

Un comentario en «Políticos y disponibilidad»

  1. Difícil. Muy difícil, en tan pocas palabras encontrar tan certeras hipótesis cargadas por igual de ironía y veracidad. Andaba por aquí navegando, y me he dicho vamos a ver que hace Carballo y he decidido pasarme por este espacio tan tuyo y tan del que quiera apreciarlo, como una psique en potencia que a los ojos de los demás se vuelve acto. En fin, nada más mandarte un saludo, y agradecerte tus reflexiones que en momentos como estos se agradecen. Mi blog está parado, pues hace tiempo que ni siquiera puedo acceder a este, pero bueno tengo mi cuaderno “físico” que aunque privado, me ayuda a “proyectar potencialidades”, y a veces, como este, tu artículo, a liberar tensiones que de otro modo acabarían por mermar la salud, animo con los proyectos, no te “rayes” mucho con las gestiones burrocraticas politicas y disfruta andando el camino, un abrazo, hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *