Ingenio nace para proyectarse en los otros, para hacer más fáciles las cosas a los demás. Ingenio es el Instituto de Gestión de la Innovación y del Conocimiento, creado por el CSIC y la UPV en 1999 en la Comunidad Valenciana. Como se puede ver hasta el nombre contiene una gran dosis de diseño.

Ingenio tiene un horizonte a largo plazo consistente en “llegar a ser un centro de referencia en su ámbito, abierto al aprendizaje y con vocación internacional”. El sentido de su existencia es convertirse en un “centro de competencia, reflexión y acción, con la misión de contribuir al desarrollo de las regiones y organizaciones, mediante la implementación de métodos y modelos para el análisis y la gestión de la innovación y el conocimiento” . Sus objetivos se centran en:

Ø Analizar con detenimiento el fenómeno innovador y la gestión del conocimiento para elaborar metodologías que orienten la buena práctica de ambos,
Ø potenciar la cooperación con otros centros para fomentar el intercambio de experiencias,
Ø organizar actividades de difusión de la cultura de la innovación,
Ø facilitar la formación permanente y renovada en estas áreas.

Y sus áreas de preocupación son la meso y microeconomía y específicamente “el análisis y modelización de sistemas sectoriales, regionales y nacionales de innovación, en la economía de la producción de conocimiento, en la evaluación de políticas públicas de Innovación y en estudios de estrategias innovadoras en las empresas .

Ingenio se ha empezado a convertir en un modelo de referencia de la innovación en España. Ha desarrollado y apoyado modelos de innovación y construido algunas herramientas básicas para su evaluación o bien ha puesto en marcha la Universidad del Conocimiento, con la participación del Instituto de Biomecánica y la CTT de Valencia, o bien se ha adentrado en un modelo de gestión interna del conocimiento, desarrollando junto con el UNITEC una herramienta, Knowledge Next (Knet).

El modus operandi de Ingenio es propio del mundo de la investigación aplicada y el ámbito de la metodología científica. Se trabaja por proyectos, en equipos, se mantiene el estilo directivo, pero en constantes bajas, “se ha convertido en un equipo de trabajo multidisciplinar” en el que “todos somos investigadores y estamos al mismo nivel, sin prejuicio de que en unos proyectos tengamos que hacer unas tareas u otras”. Se trabaja abierto a la colaboración y al mundo real, interrelacionándose con instituciones, con empresas, con organizaciones, cooperando en proyectos a largo plazo. Es un lugar de aprendizaje aplicado, un mundo de conocimiento. Por su parte, el estilo directivo está marcado por un líder de visión innovadora, que ha logrado transmitir a todos los integrantes de la asociación. La mejora continua es un sistema de trabajo y el reto grupal se expresa en su forma de abordar la investigación y sus aplicaciones.

Es una institución que es preciso apoyar. Todavía tiene pocos años de vida, pero ya es un recipiente donde se han memorizado las líneas de avance sobre la innovación, a partir de una gestión del conocimiento que avanza sin descanso. Hemos creído oportuno traer a Ingenio a nuestra muestra de empresas –en este caso, institución- innovadoras, por la gran proyección que puede tener en los próximos años.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.