El capítulo cuarto de “Innovación y Gestión del Conocimiento” se centra en las herramientas, más que herramientas en los sistemas, de la innovación, coherentes con el modelo general y la metodología. Ese capítulo se introduce en un amplio resumen sobre las aportaciones, y se integra por las aportaciones de:

Guillermo Bosowsky, profesional difícil de clasificar, pero que ha aportado a la consultoría de marketing una forma cualitativa y muy diferente de abordar los problemas, a partir de diagnósticos altamente sofisticados y de unos buenísimos resultados. Su mentalidad y pensamiento grupal le permiten unas aproximaciones realmente innovadoras para el conocimiento del cliente o de cualquier realidad.

Juan Báez es la seriedad profesional, exacta en sus consideraciones y en su trabajo. Es un psicólogo que parece un físico o un informático, una persona que sabe lo que quiere, y que aporta aquí su sistemática y sus valoraciones explícitas sobre los métodos cualitativos y su aplicación al análisis del cliente y de la realidad. Su experiencia como profesional de este mundo le avala rotundamente.

Andrés Fernández Romero es un maestro, un maestro de generaciones, una persona que sabe escrutar en el management para ayudarnos a comprender lo que parece difícil como obvio. Muchos le debemos muchas cosas, sobre todo, re-movimientos interiores que nos hacen pensar y repensar las cosas para encontrar caminos, que en todo caso siempre tienen que atender a una planificación y un proyecto estratégicos.

Ernesto Herrero es una persona humilde, una persona que esconde una personalidad investigadora, de búsqueda constante, de renovación y sobre todo, de respeto. Es una persona con valores humanos. Sabe respetar a las personas, sabe respetar lo que aprende, sabe respetar a los que lo dicen, sabe estar allí donde se le pide bien, ….. quizás por eso le interesa hacer una dirección más humana, y que parta de la realidad del “subordinado” en vez de las “alturas” del jefe.

Eva Carballo es mi hija, y con eso tenía que decirse todo, pero no es así. Es mi hija mayor, lleva años trabajando conmigo, viéndome, observándome, ayudándome en mis proyectos e interpretándose a sí misma. Pienso que es la persona que mejor conoce mi forma de trabajar y toda esta metodología y modelo. Lo hemos aplicado conjuntamente en muchos programas. Y como todas las mujeres, en general, tiene mucho mérito. Ha de ser ama de casa, madre, esposa, hija y además, profesional, y lo hace muy bien. Sólo hay que ver a sus hijos para comprenderlo.

Y Jordi Busquets es un consultor inquieto en el mundo de la calidad. Nos encontramos encontré en una experiencia singular que fue Madrid Excelente (MEx), en sus inicios. Después tuvimos la oportunidad de trabajar juntos en el reposicionamiento estratégico del MEx , lo que nos permitió conocernos realmente. Convenimos en que escribiría sobre formas innovadoras de abordar la calidad, del modelo que utilizaba para MEx y acabó contribuyendo con un buen artículo sobre las nuevas formas de calidad, allí donde se unen con el proyecto de empresa y sus valores: responsabilidad social y reputación corporativa.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *