Proyecto de Innovación para la Universidad

El objetivo final de la ponencia es sobre todo, proponer un proyecto de Innovación para la Universidad siguiendo el modelo Aldebaran Innovation y la metodología Mining.

El modelo nos orienta sobre cual es la realidad básica de los diferentes segmentos a que tenemos que dirigirnos: Investigadores, Docentes, Alumnos y Gestores, configuran los agentes centrales de una universidad.

Como conjunto la universidad tiene como referente a la Sociedad, hacia la que se proyecta, cosa que nunca debemos olvidar si queremos atender adecuadamente a la variable Cliente. Es decir, tenemos que partir del análisis y conocimiento de las demandas sociales, que son nuestra realidad básica. Y tampoco tenemos que olvidar que una universidad no existe sin alumnos, por lo que ellos son una de las manifestaciones más directas de lo anterior, pero no la única, dado que la universidad se proyecta en empresas y organizaciones, en instituciones, en la administración pública, etc.

Cada uno de los agentes tiene una “realidad básica”:

– de la investigación aplicada es la empresa y la comunidad científica;
– de los docentes, son sus alumnos;
– de los alumnos es la sociedad inmediata, sus padres y amigos;
– de los gestores universitarios es el mismo sistema universitario, todo el conjunto para quién trabaja.

Por otro lado, la calidad de una universidad se mide en su credibilidad social, primero, en el plano local y luego, en el nacional o internacional.

Esto se consigue en función de la calidad del trabajo de sus investigadores, de su proyección social, de la bondad y calidad de su docencia, de la preparación de sus alumnos y la demanda que de ellos se hace, y de la eficiencia social y económica de la misma, que no sólo consigue recursos financieros, sino que responde adecuadamente a las subvenciones y aportaciones del Estado y de instituciones privadas, dando plena satisfacción a sus requerimientos.

Sus agentes también tienen un referente de calidad:

o los investigadores en la utilidad y fiabilidad de sus trabajos;

o los docentes en la eficacia del aprendizaje;

o los alumnos en el desarrollo de sus competencias y su empleabilidad;

o y de los gestores en la eficiencia en el uso de los recursos disponibles y su aplicación correcta. Todo esto no es más que una aproximación, pero creo que nos vale como punto de partida.

Se trataría, a partir de aquí, de diseñar programas de innovación para cada uno de los agentes que participan en la institución universitaria.

Por supuesto, cada universidad es diferente, pero en lo esencial se parecen. Y el diseño de procesos innovadores y de dinamización social están muy interrelacionados y tienen unos fundamentos similares, aunque siempre es preciso tener en cuenta las particularidades de cada caso. Aquí escribiré en términos generales, sobre aquellos “factores de necesidad” y sus correspondientes programas o soluciones, aplicados por agentes sociales universitarios.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.